Hablamos de proyectos artísticos, pero ¿qué es eso? Hay muchas manifestaciones en torno al arte y, a veces, los límites, generan confusión en conceptos difíciles de abordar. Pero aún así, no todo vale. ¿Por qué sí o por qué no? ¿Quién decide cuando un proyecto es válido y en base a qué? ¿Para quién tiene interés? ¿Por qué se gesta esa necesidad? ¿Qué metodologías se llevan a cabo en estas cuestiones? ¿Quién es quién en todo esto? Y tú, ¿qué te cuentas?





jueves, 28 de enero de 2010

Propuesta Proyecto artístico:
Título: El camino a casa

El tema a tratar, son las emociones y el lenguaje corporal no verbal que las encierra. Darle un sentido general, a veces, puede resultar confuso así como su interpretación. Éstas, están definidas por el contexto en el que uno se desarrolla dentro de una sociedad en particular y cada uno siente como le han enseñado.

Nuestros hábitos emocionales son adquiridos y nos comportamos ante los otros de una manera determinada que nos sitúa. No somos hijos de una misma realidad, domesticamos pasiones y se producen fallos de comunicación emocional frente a otros casi a diario, pero ¿qué lugar ocupan las excepciones? Cuando un sector poblacional, no tiene los mismos hábitos que la mayoría por circunstancias determinadas, ¿queda al margen de una integración absoluta o parcial? ¿somos capaces de admitir y comprender las diferencias dentro de nuestro propio hilemorfismo?

El camino a casa está planteado como el retorno al origen. Vengo observando durante años, por ejemplo, las migraciones esporádicas de gran parte de la población en su tiempo de ocio al lugar de oriundez, como una especie de rito sagrado.
Pero, ¿qué pasa con aquellos que no pueden o no quieren retornar al útero porque ya no existe o está deformado? ¿cómo experimentan esa situación frente a los otros y consigo mismos? Si alguna vez se ha producido el retorno, ¿qué emociones han copado sus espíritus?

Se trata de buscar respuestas a unos hábitos sociales tradicionales de los que no forman parte todos los componentes del juego, sin que sea necesario un toque marginal o racial.

Los objetivos específicos, serían los siguientes:
- sondear sectores humanos dentro del entorno situacional en el que me encuentro a través de asociaciones multiculturales y barriales u otros espacios en los que exista interacción
- analizar a través de sus experiencias emocionales una realidad menos latente
- conocer emociones causadas por tal efecto a través de otros
- necesidades generadas en esos individuos si las hubiere y/o adaptación al medio
- similitudes y diferencias

Las metas que me planteo serían, en principio, una documentación gráfica siempre y cuando se me permita, así como un colección fotográfica de “los sin nombre”, con definiciones dadas por ellos/as mismos/as que reestructuren una nueva forma de ver el origen. Les pediré que me escriban un deseo al respecto si lo tuviesen, lo que sientan o quieran en el momento de mi intervención. Busco su huella para dejar la mía con mi obra.

El resultado formal puede sufrir variaciones o no, a medida que se vaya desarrollando el proceso artístico.